En este momento estás viendo La marca personal del profesor ELE

La marca personal del profesor ELE

El concepto de marca personal del profesor ELE es importante a la hora de obtener mejores resultados, tanto  económicos como en la satisfacción con tu trabajo.

A la hora de dar a conocer tus servicios como profesor de español ELE, ya sea que tengas un blog o sitio web, que uses las redes sociales o cualquier otro medio de comunicación con potenciales alumnos, es importante tener bien claro lo que vas a ofrecer y cómo te vas a expresar.

Estamos hablando de construir una marca personal.

¿Qué es la marca personal?

Marca personal o Personal Branding es un concepto de desarrollo personal que consiste en aplicar a nivel personal  estrategias similares a las que utilizan las empresas para diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones profesionales. Al principio surgió como una técnica para buscar trabajo; hoy está muy difundida y lo interesante es que podemos aplicar este concepto a nuestra área de actividad: las clases de español ELE.

 

El profesor de ELE busca promocionar sus servicios a través de la percepción que los demás tienen de él, para esto, debe reflexionar sobre qué lo hace diferente y especial. Todos nos destacamos en algo, hacemos las cosas de una manera que nos singulariza y define.

A continuación, te cuento algunas cosas que fui descubriendo al aplicar este concepto de la marca personal del profesor ELE a mis clases de español.

 

1. Invertir un tiempo para pensar sobre tu diferencial

El primer paso es tomar lápiz y papel y escribir sobre ti mismo/a. Parece fácil, pero no estamos acostumbrados a valorizar realmente en su justa medida las cosas buenas que hacemos.

Primero, haz una lista de tus habilidades como docente: puede ser que tus explicaciones sean muy claras y didácticas, o que dibujes muy bien y expliques vocabulario con ilustraciones en la pizarra, o que tengas habilidades para mostrar significados con gestos.

Hay profes que tienen habilidades espectaculares, como tocar la guitarra y llevar música a sus clases, pero no te preocupes, no tienes por qué ser un artista ni nada extraordinario para ser buen profesor.

Piensa en algo más sencillo, algo como habilidades docentes simples bien ejecutadas: ser bueno en la corrección de errores, al dar instrucciones, etc.

Piensa también en tu personalidad: si eres paciente, tranquilo, dinámico, amistoso, gracioso, divertido, confiable, empático, generoso, etc.

¿Qué otros talentos tienes? ¿Alguno de ellos puede ser conjugado con la docencia de ELE?

Piensa también en tus intereses, los temas de que te gusta hablar, tus pasatiempos, actividades de tiempo libre, porque esto hará que conectes con alumnos con tus mismos intereses y las clases fluyan mejor, siendo más interesantes para ambas partes.

Una vez que identifiques qué te hace especial como docente, procura comunicarlo a través de las herramientas que utilices para divulgar tus servicios (tu curriculum, portfolio, folder, sitio web, logo, tarjetas de presentación, etc.).

 

2. Ser menos formal y corporativo

Las personas se relacionan con personas, no quieren hablar con una empresa sino conectar con alguien real detrás de la compañía. Esto es algo que me costó hacer; al principio, me parecía que tenía que divulgar los cursos con un tono serio para transmitir profesionalismo.

Luego me fui dando cuenta de que los blogs que yo más leía eran aquellos donde el autor ponía su foto y te hablaba de tú, usando un lenguaje cercano, sencillo y directo.

Después de todo, quienes van a confiarte su proceso de aprendizaje de un idioma necesitan saber algo más acerca de su profesor a nivel personal, pues establecer empatía es indispensable para aprender. Lo que nos lleva al siguiente consejo…

 

3. Mostrarse como una persona real

Si estaba siguiendo a blogueros con nombre, apellido y cara, ¿por qué no hacer lo mismo en mi blog de enseñanza de español? Al principio me daba «cosa» poner mi foto y hablar de mí, me parecía que iba a sonar arrogante.

Pero me fui animando, me saqué unas fotos de estudio – Vanessa, la fotógrafa, merece todo el crédito, supo hacer maravillas y ¡sin Photoshop! Agregué una descripción más personal en la página «sobre» y de a poco me voy mostrando más.

Lo que realmente me confirmó que estaba en el camino correcto fue cuando empecé a recibir mensajes de los lectores diciendo que el blog les estaba ayudando mucho, animándolos en esto de lanzarse a dar sus clases particulares.

Esto realmente me incentiva, de manera que soy una firme defensora de la idea de exponerse, mostrarse como una persona real y pasar a los demás las energías de la propia autosuperación para que se inspiren y vayan adquiriendo confianza en sí mismos. Esto es imprescindible para la construcción de la marca personal del profesor ELE.

 

4. Hablar de fortalezas… y también de dificultades

Cuando nos abrimos y les contamos a los demás sobre nuestros puntos fuertes y talentos, esto les inspira confianza, pues saben que están ante alguien con la autoestima saludable, con una postura madura y profesional para guiarles en su proceso de adquisición de la lengua.

Pero nada nos aproxima más de las otras personas que abrirnos con sinceridad y contar nuestras dificultades. Allí es donde los demás ven a la persona real, en proceso de superación, de constante cambio.

Si yo te hablara aquí de mi marca personal con todas sus ventajas, sin mencionar los obstáculos que encontré en el camino, tú no te identificarías en nada conmigo, porque pensarías que para mí es facilísimo.

Tenemos la tendencia a pensar que las cosas son muy fáciles para los demás: «a fulano le va bien porque es bonito y sale bien en la foto, que porque tiene dinero, que porque vive en el primer mundo, que porque no tuvo que trabajar y estudiar, que porque no tiene tres hijos pequeños…» etc. etc.

Como dice Érico Rocha, «no compares el palco del otro con tu bastidor». Nosotros vemos los resultados alcanzados por las personas exitosas, pero ignoramos el erfuerzo que han hecho para llegar allí.

Y cuando nos revelan ese esfuerzo, ese largo camino, los obstáculos que enfrentaron, es cuando los vemos como seres humanos y nos conectamos.

 

 

5. Encontrar tu estilo de comunicación

El lenguaje a utilizar es algo que vas a tener que escoger de acuerdo a tu estilo personal. Al principio yo trataba de adecuarme al lenguaje que utilizan las instituciones de enseñanza del español, donde es todo muy formal y académico.

Pero tampoco tiene por qué ser tan acartonado. Podemos ser respetuosos con las personas y con nuestra querida lengua española y al mismo tiempo ser informales y cordiales.

Creo que es muy importante usar el buen humor sano. Un poco de informalidad transmite alegría, creando un entorno amigable para el usuario que hace que todo sea más fácil.

Claro está que no hay que confundir informalidad con chabacanería. Yo no pondría malas palabras en mi blog, por ejemplo. No combina con mi propuesta, pues me considero educadora o formadora.

Se trata de crear tu propio manual de estilo verbal, o sea, mapear expresiones o palabras que usas mucho y seleccionar de forma consciente las que transmiten muy bien tu personalidad, que te distinguen y te hacen especial.

Por ejemplo, en Cómo Ser Profesor Online usamos muchísimo el término emprendeprofe, que nos identifica a nosotros y a nuestro público.

También deberías prestar atención y eliminar de tu vocabulario todo aquello que te perjudica, como por ejemplo, palabras que le restan fuerza a tus argumentos (a veces, tal vez, algunos, posiblemente, me parece, en una de esas, etc.), expresiones que hacen que tus correos caigan en la caja de spam (ganar dinero fácil y rápido, oferta, descuento) o frases clichés que no dicen nada.

 

6. Posicionarte como experto en el área

Esto del posicionamiento es como el primer mandamiento del marketing de contenido. Todos los que escriben blogs ofreciendo contenido útil a sus lectores deberían escribir sobre un tema que dominan muy bien para tornarse una referencia en el tema.

De esta forma, los seguidores aumentarán su confianza y recordarán ese blog cuando necesiten algo sobre esa especialidad.

Yo sigo varios blogs en el área de ELE y los que me gustan más son los especializados, por ejemplo, uno que tiene videos buenísimos, otro que ofrece excelentes infografías, otro que es de español para los negocios, etc.

Y los profesores que más recuerdo también son los que tienen un área de especialidad: preparación de exámenes, español para el área jurídica, etc. Los que hacen de todo son como el refrán, «el que mucho abarca, poco aprieta».

Ponte en los zapatos del alumno por un minuto; si necesitas aprender español, y ves un anuncio así: «clases de español, todos los niveles, todas las edades, preparación de exámenes, matemáticas, física y química»… ¿irías con este profesor?

Obvio que nadie puede ser excelente en todo eso. Es mejor especializarse para poder ser el mejor en un área específica.

 

7. Compartir contenidos de calidad

Una vez identificada tu especialidad, escribe, crea y publica contenidos sobre el tema. De esta forma estarás ayudando a las personas con información útil que contribuirá en su proceso de aprendizaje del español.

Además, es una excelente oportunidad para mostrar lo que sabes, tu diferencial como docente. ¿Eres bueno explicando gramática? Crea un video con tus mejores explicaciones. Tus potenciales alumnos podrán verte y así tener una idea de como serán las clases contigo.

¿Te han elogiado por la calidad de los materiales que preparas? Elabora una clase con tus propios materiales y compártela en tu blog y en las redes sociales.

Verán que eres organizado, que tienes conocimiento, creatividad, que aportas un toque personal con tu material didáctico y así podrán confiar en la calidad de tu trabajo.

 

8. Ayudar a los demás

Algunas personas me han planteado reservas en cuanto a compartir el material en la red: «te van a copiar las ideas», «los alumnos encuentran todo gratis y así no van a querer pagar por clases», etc.

Creo que esta forma de pensar es mezquina, primero, porque los profesores compartiendo ideas y materiales se ayudan unos a otros. Soy favorable a la filosofía del Creative Commons: cuando compartimos, todos ganan.

En segundo lugar, los profesores siempre van a ser necesarios. Son muy pocas las personas con el perfil de autodidacta para aprender lenguas por sí mismos; la mayoría en algún momento toman clases. Los materiales de libre acceso ayudan a los alumnos, funcionan como un complemento, que no sustituye al profesor.

A mí me encanta que mis alumnos aprendan con materiales en la red, van progresando más rápido; lo que me gustaría es que todos tuvieran la disciplina para dedicarse más y así obtener mejores resultados.

Considero que la razón de ser de estar en este planeta es ayudar a las personas. No tengas miedo de crear, compartir y ayudar a los demás, esto te retornará en formas que a veces ni imaginas.

Hay muchos lectores que no compran tus servicios, pero te recomiendan, comparten tus contenidos, o con el simple hecho de sentir agradecimiento o pensar bien del material que ofreces ya te están ayudando.

 

9. Enfocarse en las personas

Si el foco es en ayudar los resultados vienen, son una consecuencia. Yo empecé a tener mejores resultados económicos cuando empecé a tener autoconfianza, a darme cuenta de que mi trabajo era valioso, y sobre todo, cuando dejé de preocuparme por el dinero.

Es lógico que al principio hay una preocupación pues todos necesitamos pagar cuentas y tenemos que tener alguna seguridad de que a fin de mes nos haya ingresado el dinero suficiente, sobre todos los que trabajamos como autónomos.

Pero cuando ves que siempre van llegando alumnos nuevos, empiezas a desarrollar una confianza natural, entonces esto te da tranquilidad. Así puedes enfocarte en lo que realmente interesa: dar la clase que mejor contribuya para el aprendizaje de cada alumno.

Los profesores desarrollamos un hábito que es el de ver todo con ojos de profe de ELE: buscas ideas para actividades en la televisión, en el supermercado, cuando estás de paseo, en todos los momentos.

Son estos pensamientos en los que reflexionas sobre cómo mejorar tus clases o cómo ayudar a una estudiante a resolver determinada dificultad los que atraen a los alumnos que llegarán para tus clases.

 

10. No esperar agradar a todos

Y sí, es inevitable que a muchas personas no les van a gustar tus clases. Tus clases no son para todos. O no deberían serlo; deberían estar enfocadas hacia cierto público que se afiniza con tu estilo de profesor, con tu personalidad y hasta con tus intereses.

Es mucho más fácil darle clases a alguien con quien tenemos afinidad e intereses compartidos, hay más temas para hablar, hay una conexión que facilita las condiciones para el aprendizaje. Te aseguro que no vas a querer tener alumnos que no conectan contigo.

De este modo, el ser auténtico te permitirá seleccionar a tu público, trabajar con personas que realmente te van a parecer interesantes, y eso va a repercutir en tu satisfacción profesional y calidad de vida.

Además, permite a los alumnos que te seleccionen a ti también; ellos tienen derecho a buscar al profesor con el que sientan más rapport.

O sea, no es una cosa mala que no les agrades a todos, es normalísimo en la vida y hay que saber vivir con eso.

 

11. No tener miedo de dar tu opinión

También de lo anterior se desprende esta idea: al dar nuestra opinión sin miedo, nos mostramos tal cual somos. Por ejemplo, si estás firmemente convencido de que la enseñanza tradicional de la gramática es aburrida y tienes propuestas alternativas, no tengas miedo de que los filólogos u otros expertos «te coman crudo», dilo abiertamente, pues tu idea, bien fundamentada, te va a ayudar a conectar con posibles estudiantes que están buscando opciones de clases sin tanto énfasis en gramática.

Expresar críticas, con respeto y fundamento, es esencial porque de esta forma nos posicionamos, afinizamos con las personas que comparten nuestra opinión, y dejamos clara nuestra posición para que quienes no la comparten puedan decidir por otro profesor.

12. Delega lo que no sabes hacer

Un aspecto importante dentro de tu marca personal es la identidad visual de tu proyecto, es decir, desde el diseño de la logomarca, las fuentes y los colores que usas, el diseño de tu sitio web, las imágenes, etc.

Muchas personas confunden la marca personal con la identidad visual, cuando en realidad esta última es uno de los aspectos entre todos los demás que componen el concepto de marca personal, que son todos los puntos anteriores que hemos mencionado.

Lo he dejado para el final porque seguramente, si haces bien los deberes y defines muy bien todo lo que hemos explicado en los puntos 1 a 11, ahora ya tendrás todos los elementos para crear la parte visual.

Y es muy probable que de esto no entiendas mucho, entonces va un sabio consejo: contrata un profesional. Puedes recurrir a una agencia o a un sitio donde puedes contratar un freelancer para hacer el trabajo (como por ejemplo, Workana). Es una inversión que vale la pena, te lo aseguro.

El profesional que necesitas para esto es un diseñador gráfico especialista en identidad visual, que hace logos, fuentes y paletas de colores, imágenes para las redes sociales, etc.

Otros expertos que podrías necesitar en tu proyecto:

  • un diseñador web, que construye sitios web.
  • un copywriter, que escribe textos persuasivos para la comunicación con los potenciales alumnos.
  • un especialista en SEO, que sabe de palabras clave y estrategias de posicionamiento en buscadores.

 

Para finalizar

Si te ha interesado el tema de la marca personal del profesor ELE, te recomiendo muy especialmente el Curso Marca Personal e Identidad Corporativa para Profesor Online. 

En este curso aprenderás todo sobre cómo destacar profesionalmente. Aprenderás cómo presentarte en el mundo, mostrando quién eres desde el primer momento y hacer de tu estilo, de tu página y de tu presencia en Internet una marca para atraer seguidores.

Para terminar, comparto esta interesante presentación para saber más sobre la marca personal:

 


Conferencia BRANDING 2015 – Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo (Universidad de Zaragoza), de Manuela Solanas.

Y tú, ¿cómo defines tu marca personal del profesor ELE?  Si te ha gustado el post, compártelo en las redes sociales.

Minicurso gratuito para comenzar a crear tu propia escuela en la red
Apúntate a nuestro curso gratis en 4 vídeos donde podrás aprender los conceptos más importantes y básicos sobre tener tu propia escuela online.
Información básica sobre Protección de Datos

Esta entrada tiene 7 comentarios

  1. Tambien hay que considerar que todos tenemos una Marca Personal, esto es, quieras o no, es imposible no comunicar tus actitudes con quien trabajas, te relacionas e interactuas. Que el docente descubra su Marca Personal es un ejercicio de madurez profesional para el que se requiere de una mezcla de humildad y valentia, ya que implica recibir su propio reflejo del espejo que representan sus alumnos y alumnas.

  2. Aina Rodríguez

    Hola Beatriz,

    Yo también creo que la marca personal es muy importante por todas las razones que expones. Me ha gustado mucho el apartado en el que haces alusión a la importancia de ayudar a los demás. En mi opinión, si ya tenemos experiencia como profesores de E/LE, podemos escoger nuestra marca personal como profesores online teniendo en cuenta los resultados obtenidos por nuestros antiguos alumnos. En mi caso, decidí especializarme en el examen DELE porque además de tener experiencia con cursos preparatorios y como examinadora, muchos de mis alumnos aprobaron el examen y confío en que podré seguir ayudando a futuros candidatos.

  3. Montse

    Hola Beatriz,
    Hola Beatriz,
    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Ser tu misma/o es lo que te hace única/o en el mercado. Cada persona tiene un estilo diferente de hacer las cosas ni peor ni mejor simplemente diferentes. He visto varios profesores dando clases – creo que es muy bueno para mejorar aunque lleves muchos años enseñando – y siempre aprendes algo pero también te das cuenta de cosas que no harías y que no entiendes su uso. Conseguir esa confianza en una misma cuesta tiempo, a veces años pero es una buena manera de empezar desde abajo y subir poco a poco y al final darte cuenta de que ha valido la pena.

    Ha sido un placer leer tu post.

  4. Javier

    Buenísimo artículo Beatriz,
    La marca personal es importantísima para cualquier profesión, incluso para alguien que trabaje en una empresa de manera tradicional. Tu manera de hacer las cosas es única y tienes que hacerlo ver, el valor que solo tú puedes aportar.

    Completamente de acuerdo en que la misión de cualquier persona debería ser ayudar a los demás, si todos hiciéramos eso, como bien dices, el éxito es una consecuencia inevitable.

    Un saludo.

    1. Beatriz Cea

      Muchas gracias, Javier, qué bueno recibirte aquí en el blog! Muy cierto eso de que en cualquier contexto la marca es importante, tenemos que apropiarnos de nuestros talentos!

Comentarios cerrados.